Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia del visitante. Al utilizar nuestros servicios, consientes su uso.



El acceso a esta página está reservado a mayores de 18 años.



Si lo eres pulsa en  Si   En caso contrario pulsa   No   Gracias

Graham Greene: el espía que llegó del Ribeiro


En la evocadora villa medieval de Ribadavia es de todos conocida la afición de Graham Greene por los vinos del Ribeiro. El creador de la imagen del espía moderno compartió muy buenos momentos con las gentes de la comarca gracias a su guía y mentor en España, el sacerdote y profesor Leopoldo Durán, que tras escribir su tesis doctoral sobre el creador de "El tercer hombre" entabló con él una fuerte amistad y le hizo de guía en una serie de viajes que, entre 1976 y 1989, realizaron por toda la península.

La pintoresca amistad entre Graham Greene y el padre Leopoldo Durán siempre llamó la atención de la prensa y los aficionados a la literatura, y su presencia en Ribadavia o el Monasterio de Oseira fueron objeto de cobertura mediática.  Hoy aparece comentada en el túnel de aromas del Museo do Viño de Galicia, junto con su afición por  las variedades blancas de la zona elaboradas con uvas fragantes de treixadura, lado y torrontés.

Pero lo que no se sabía hasta hoy  es que los periplos del escritor y del cura podrían ser no tan lúdicos como se presentaban, sino que su intención real era ejercer  la profesión  que había tenido antaño y que con tanto éxito retrataba en sus personajes de novela:  espía.  Como deja entrever Carlos Villar Flor en su recientísima obra "Viajes con mi cura. Las andanzas de Grahan Greene por España y Portugal", Greene no solo fue espía, sino que nunca dejó de serlo.

Así, además de su confesada afición por los vinos y las regiones de España, tras sus "andanzas" con el cura ourensano podría ocultarse la necesidad que tenían los servicios secretos de Su Graciosa Majestad británica de conocer los entresijos de la transición española. En un contexto económico en que cabía valorar la incorporación de la piel de toro al mercado común europeo y a la OTAN, la visión experta de un visitante que era acogido con admiración por todos y al que todo se le enseñaba, no tenía  precio.

El tercer hombre

Igual que la trama de  "El tercer hombre"  se desarrolla en una Europa en pleno cambio, la España que quiso conocer Graham Greene se hallaba en plena efervescencia políticia, y desde el Reino Unido no se tenía muy claro hacia dónde podría evolucionar la situación. De manos de un sacerdote erudito y muy considerado,  profesor de la Universidad Complutense  de Madrid, el presunto espía tuvo todas las puertas abiertas.

Este periplo  acabó siendo una novela  de Greene, "Monseñor Quijote",  interpretada para tv por  Alec Guinnes. El propio padre Durán plasmó en varios escritos su relación con el escritor, pero siempre se guardó pero que muy mucho de incluir datos y fechas  concretas de sus viajes, y parece que hasta las confundió adrede. ¿Casualidad o borrado de pistas?

Si hemos de creer a la leyenda, hasta se habló de una caja de seguridad guardada en un banco de Vigo (donde pasó sus últimos años Leopoldo Durán) que albergaba documentación y escritos inéditos de Greene.

No sin razón, muchos se preguntan si Greene recibió la Orden del Mérito de Reino Unido por más "méritos" que los simplemente literarios o de servicio. La obra de su biógrafo oficial, Norman Sherry, le atribuye haber continuado siendo un informante toda su vida, en la que no habría dejado nunca de enviar documentos al servicio secreto británico.

Realidad o ficción, "Mis viajes con el cura" es un lúcido análisis de aquellos viajes en que, a golpe de Ribeiro (blanco  por la mañana, y tinto por la tarde) los dos "Quijote" y "Sancho" viajaron por España con la caja de las botellas encasquillada entre el asiento del utilitario y las largas piernas de "nuestro  hombre en la Habana -en España-".

FUENTE: VINETUR

© 2013 Prado Alen _ Todos los derechos reservados | Política de Privacidad | formsa_pago | Términos y Condiciones
ACV Galaica